14 diciembre, 2019

Revista feminista y popular

Opinión

17 mayo, 2019

EL APORTE DE LAS MUJERES NO ES SUFICIENTE PARA CAMBIEMOS

Por Mónica Córdoba

A partir del 1 de julio 4 millones de personas, en su mayoría mujeres, dejaran de cobrar la jubilación mínima. La ley de moratoria nacional, que en nuestro país se encuentra vigente desde el año 2006, en ningún momento fue un privilegio, es una conquista, es reconocer en la vejez como un derecho el trabajo de cuidado y del hogar como categorías equivalentes a las tareas productivas.

Esta medida a tomar por Cambiemos y recomendada por el Fondo Monetario Internacional, desconoce que las tareas de cuidado y del hogar son esenciales para el funcionamiento de la sociedad, la reproducción de la vida humana y la reproducción de fuerza de trabajo, valga la redundancia.

En términos concretos y simbólicos esta situación nos afecta gravemente, no es necesario aclarar que si somos madres, tenemos menos posibilidades de trabajar fuera de nuestras casas o continuar con nuestros estudios.

Actualmente hay diversos mecanismos de discriminación laboral, que perpetúan la desigualdad de género, en esta misma línea podemos decir que las mujeres ganamos casi un 30% menos que los varones por iguales tareas, somos las más precarizadas y las primeras en ser despedidas en épocas de recortes (1).

Con la suspensión de la moratoria se reducen las posibilidades a este sector social de acceder a los alimentos básicos, comprar remedios, pagar los servicios, etc . A su vez esta medida tiene un efecto negativo aún mayor en mujeres que sufren violencia ya que la autonomía económica es importante para poder salir de ese entorno, un dato muy significativo es que a partir de que las mujeres accedieron a la jubilación creció la tasa de divorcio en nuestro país (2).

En un contexto de ajuste generalizado, esta decisión impacta drásticamente en las mujeres mayores de 60 años, denunciamos el desamparo absoluto y la irresponsabilidad política por parte de CAMBIEMOS.

¡Queremos vivir una vejez digna y tener reconocimiento de las tareas de cuidado y del hogar Ya!

(1) INDEC

(2) CEDLAS, el Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de La Plata.

Comentarios