17 julio, 2019

Revista feminista y popular

Entrevistas

7 marzo, 2019

LUNA DE ACUARELAS

Por Cyn Var y Dana Melidoni

En este #8M nos propusimos desde Reviradas visibilizar a mujeres, lesbianas, trans y travestis del Conurbano Sur, que de alguna forma aportan a la lucha feminista y también dan cuenta de cómo se vive en nuestro territorio la coyuntura política y económica actual, y cuáles son los medios que encontramos para sortear las dificultades.

Para ello Reviradas conversó con una de las principales referentas de la zona y una pionera en el transfeminismo. Alessandra Luna es una mujer travesti, estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Lanús, activista, trabajadora y artista, que siempre nos enseña y nos hace pensar.

 

-Hola Alessandra, desde ya te agradecemos por dejarnos entrevistarte. Contanos un poco de vos: ¿quién sos?

-Mi nombre es Alessandra Luna y me considero una activista artivista travesti feminista conurbana.

– ¿Qué te gusta hacer?

– Mm, ¿qué me gusta hacer? Y… muchísimas cosas. Me gusta mucho el arte. Me gusta mucho escribir, pintar… Soy artesana, así que también disfruto de hacer artesanías. Me gusta mucho viajar… manejarme, desenvolverme en el conurbano y especialmente en el tercer anillo del conurbano.

– ¿Qué es el “tercer anillo del conurbano”?

– Lo más alejado de la capital, que linda con lo rural.

–  ¿A qué te dedicas?

– Soy coordinadora en un dispositivo de acceso integral a la salud para las personas trans y travestis. Para la disidencia en general. Funciona dentro de un caps de salud en Longchamps, que también es en el conurbano. No me dedico de lleno a eso porque solamente estoy contratada una poca cantidad de horas allí, así que actualmente me encuentro desempleada y buscando empleo, dentro de lo que tiene que ver con el tema empleo “formal” en sí. Además, me dedico a participar en talleres, actividades… en cualquier institución.

– Sabemos que abriste un centro cultural. ¿Qué te llevó a querer hacerlo acá, en Guernica?

– Porque es la localidad donde vivo y conozco su temática y problemática. Siempre estoy muy pendiente del factor región, que es un factor muy determinante en lo que tiene que ver con nuestros condicionamientos. No sólo en la distancia de lo que es Capital Federal. Guernica se encuentra en el conurbano, en el gran Buenos Aires, en la región sur, y el inconveniente no es sólo la distancia en términos de tiempo, sino que esa distancia también está intervenida por la accesibilidad, porque no todos los transportes vienen, porque hay que hacer trasbordos, y a su vez si bien es un municipio, el sistema es feudal. Venir a Guernica, vivir en Guernica, estar en Guernica no sólo tiene el tema de la distancia sino que es como retroceder en el tiempo diez años atrás por la inexistencia de las políticas públicas, estructura, etc.… No es casual, hay una resistencia de un Estado que insiste para que esto quede allí. Guernica es uno de los cinco municipios denunciados por fraude. Ya se imaginarán lo que es…

– ¿Cómo organizas la agenda de Acuarelas?

– La agenda de acuarelas es más o menos así: una actividad mensual, que sería una jornada abierta en la cual por un lado se convocan artistas y activistas y por el otro artesanes y distintos tipos de números. Tratamos de que todas las temáticas tengan que ver con las luchas populares, el feminismo, el género… A su vez también tenemos talleres que son permanentes. Funcionan todo el tiempo. Son de distintos tipos: de danza como salsa y bachata, un poco de tango y danza árabe. Ahora va a haber uno de defensa personal. Vamos sumando cosas. También se dan distintos talleres esporádicos como uno que dimos sobre peluquería inicial, que duró una semana. Son para dar herramientas básicas de oficio para poder procurar el pesito de todos los días. Dentro de poco vamos a tener uno de panificación, otro de serigrafía, otro de lenguaje de señas. Estamos medio retrasades con uno que es mecánica ligera para femeneidades, que si bien podría ser abierto para todes, lo centralizamos en las femeneidades porque este rubro siempre está captado por las masculinidades, así que apuntamos a que no sea más así. La idea es que Acuarelas sea un lugar donde todes puedan apropiarse, donde todo el mundo lo encuentre como un lugar propio y que podamos juntarnos allí, abrazarnos… poder intercambiar oficios, ideas, vivencias, humanidades. Me pareció sumamente necesario un lugar físico, que obviamente funcione como un lugar de resistencia, para poder articular todo lo que tiene que ver con las luchas populares y todo lo que concierne a lo que es la disidencia, la diversidad y el género.

– Nos encanta, gracias por tus palabras. Por último te preguntamos qué implica para vos que algo sea feminista y popular.

– Se sobre entendería que uno debe incluir al otro, pero bueno, vemos que en la realidad no sucede eso… así que para mí algo feminista significa que es algo en lo cual estén incluidas todas las condiciones humanas y que estén en una perfecta integración. En igualdad de jerarquización y integración. Y algo popular… que esté dirigido a todas las clases, inclusive y principalmente a las más bajas. Teniendo en cuenta, como hablábamos antes de este tercer cordón del conurbano, las cosas que necesitamos aquí. Estamos alejades de un montón de estructuras y comodidades en las cuales pueden vivir y desenvolverse la mayoría de las personas que se encuentran en los lugares más nucleados. Aquí carecemos de todo ello, y podría considerar que lo popular tiene que ver con estas cosas.

Comentarios