17 julio, 2019

Revista feminista y popular

Relatos

14 septiembre, 2018

CUENTO DE UNA NIÑA LLAMADA LOLA

Por Nancy Ambrosi

Lola nació un día de mucho calor. Lola ya nació mal parida. Nació con su mamá pero sin un padre. Su madre luchó, día a día, para criarla. Ella tenía cinco hermanos, su madre se iba a trabajar y ellas quedaban al cuidado de sus hermanos.

A Lola le gustaba jugar mucho a las muñecas. Fue creciendo y al cumplir sus 10 añitos -sí, nada más que 10 años- su hermano mayor que tenía 20, arruinó su niñez al violar de ella. En vez de jugar a las muñecas, jugaba a ser una puta en los brazos de su hermano, pero no porque ella quería sino porque él la obligaba. Le tapaba la boca con la almohada, la penetraba y la amenazaba diciendo que si lo contaba mataría a su madre, a sus hermanos y a ella. Hasta que Lola llegó a su adolescencia.

Cumplió 16 años y conoce a un chico. Queda embarazada y el chico no se hace cargo. Lola oculta 8 meses su pancita hasta que su familia se entera. Lola lo cría. Hoy su hijo tiene 28 años, ella luchó, le dio un estudio y hoy tiene 4 bellos nietos. Lola a los 29 años se conoce con un hombre el cual tenía 15 años más que ella. El primer año todo fue color de rosa, después un infierno.

Paliza. Él se drogaba, robaba, y hasta la llevaba a ella a robar. Si no iba, la mataba a palos. Ella tuvo 4 hijos del él que son su vida. Él no tenía compasión, la golpeaba mucho con el revólver, la arrastraba estando embarazada de tres meses. A Lola la internan de urgencia por la vesícula. Tenía un golpe en el estómago porque al estar embarazada él le pisó la pancita. Ella nunca lo denunciaba. Le encontraron un vaso sanguíneo roto que se lo sacan al estar internada. Ella se entera que él fue a robar y lo matan. Ella respira profundo y le agradece a dios su liberación.

Continúa su vida con sus pequeños. Después de 4 años conoce a un muchacho. Ella era cartonera y él trabaja de seguridad. Empieza todo como un juego, él la ayudaba mucho, hasta que un día con mucha lágrima ella le cuenta lo que le pasó en su vida. Él la abraza y le ofrece ayuda. La lleva a un psicólogo, le propone que le cuente a su mamá. Ella le cuenta y le contesta que habrá sido una puta, que lo habrá provocado a su hermano. Una niña de 10 años no puede provocar a nadie. Sueña nada más en jugar con sus muñecas. Hoy el hermano está postrado en una cama. El que juzga es Dios.

Hoy ella se casó con ese chico y tiene otro nene y se aman. Es muy compañero y ella deja todo en mano de dios, soñando que sus hijos sean felices y que algún día antes de morir, pueda conocer a su padre. Su madre le dio datos pero no los suficientes para encontrarlo. Ella hoy en día es feliz con  muchos problemas, como todos, pero es feliz.

Saludos de Lola y gracias por escucharla.

Comentarios