16 julio, 2019

Revista feminista y popular

Notas

15 junio, 2018

La transversalidad, la victoria y la cuarta ola

Por Azul Verzura

Nos lloramos entre todas, y no de tristeza. Primera vez que el movimiento feminista llora de felicidad y no por las pibas muertas. Sí, ganamos. Ganamos una batalla de millones. Ganamos la primera.

Tras una cantidad sorpresiva de horas de movilización y de estar sentadxs por las calles de Congreso, ya con el cielo despejado, se cierra el debate y comienza el verdadero conteo de los votos. Sin sube y baja de votos a favor o en contra del proyecto.

La Kermesse de las Hijas: ellas bailando, tocando los bombos, cantando y agitando los pañuelos verdes en la calle hasta más de las 10 de la mañana. La cuarta ola arrasó por Callao y sus paralelas. Con 0° y un cansancio indescriptible, tras nervios y angustia, frío y tensión, el grito femenino cargado de orgullo volvió a agitar Congreso.

Con 129 votos a favor y 125 en contra, la Cámara de Diputados y Diputadas aprobó el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Luego de una jornada extensa, la victoria nos tocó el cuerpo. Entre abrazos y gritos de felicidad, las lágrimas de las mujeres, lesbianas, mujeres varones trans, travesties eran incontables. Agradeciéndoles a las actrices que se involucraron, a los y las periodistas partícipes de la Campaña, y a artistas poniéndose el pañuelo verde. Se creó un mar de orgullo, unidad y sororidad.

La emoción de lxs compañerxs en la calle fue un hito mundial socio-histórico indiscutible y puertas adentro del Congreso también. Más allá de la victoria peleada y extensa, lo que lxs diputadxs vivieron y expresaron durante las exposiciones previo a la votación, será recordado y difundido por unos largos años.

La Diputada del PRO, Silvina Lospenatto, aplaudida y ovacionada por todas las compañeras expectantes sobre el futuro de nuestro proyecto de Aborto Legal, Seguro y Gratuito, generó la transversalidad sorora más inimaginable. Reinó la sororidad, las mujeres, los derechos, nuestra decisión y la calle repleta. Le ganamos al Patriarcado, a la división y a los enojos partidarios. Se abrazaron diputadas de Izquierda, del Peronismo y Kirchenismo, junto con Lospenatto. La aplaudieron, le lloraron y el feminismo hizo posible la unidad política que muchxs jamás lo habían imaginado.

Tras comentarios rozando lo absurdo en contra del aborto, con testimonios propios y “vivencias dolorosas”, el cierre de las exposiciones PRO con el voto a favor de las mujeres de Silvina fue lo más inesperado y lleno de feminismo que se haya visto. Se rompió el esquema de “pro vida” encabezado por Michetti. La sororidad y el pañuelo verde siguió ganando terreno.

Gabriela Cerruti con el tono de voz alto y los brazos moviéndose, vestida de verde y con el pañuelo en la mano, nos recordó que el pueblo en la calle, militando y aguantando, es lo que vale: “Como legisladores, la única obligación que tenemos es ser capaces de representar el sujeto que mejor exprese el mayor punto de conciencia colectiva de la comunidad en un momento. Y ese mayor punto de conciencia colectiva de la comunidad argentina hoy, ese sujeto, está allá afuera, en la calle, tiene un pañuelo verde, es feminista y es joven. No nos quedemos afuera de esa historia”.

También resaltó Victoria Donda, que remarcó en ésta y otras de sus exposiciones, la igualdad que busca el movimiento feminista y los derechos que nos faltan por pelear; Brenda Austin, otra de las mujeres que hoy nos representan y llevan el pañuelo verde, la perspectiva y la igualdad como bandera.

Con una ebullición de aplausos tras las exposiciones acompañadas con algún accesorio verde y una política con perspectiva de género, el frio se rompió y nuestros cuerpos estaban calientes y en pleno movimiento. Corridas, saltos, gritos, abrazos, cantos y saludos entre lxs diputadxs cerraron la jornada feminista más larga, hasta ahora. Cansadas y llenas de emoción, con el corazón en la garganta más de 12 horas y sin una estufa que nos diera calor, nos olvidamos de las faltas y vivimos la victoria. Otra batalla ganada contra el Patriarcado y la ignorancia. Derrotamos a los mitos sobre el aborto y gobernó la política.

13 y 14 de junio, un antes y un después dentro del movimiento feminista que cada día une más.
Hicimos historia y la seguiremos haciendo.

Comentarios