16 julio, 2019

Revista feminista y popular

Notas

8 junio, 2018

La marea verde

Por Azul Verzura

A pocos días de la votación en Congreso varias noticias nos motivan a seguir pensando en positivo con respecto a la aprobación del Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Las semanas pasan cada vez más rápido y el crecimiento cada vez es más incontable. Ya no se puede medir por organización, por partido, o por bandera. Somos una masa homogénea llena de particularidades unidas por un mismo fin. La libertad. Y la libertad en múltiples aspectos.

A medida que el tiempo corre, los femicidios, las violaciones, los abusos y acosos aumentan. Sí, debido a que no hay un freno por parte del Estado y La Justicia, la condena social comenzó a tomar un papel protagónico en la vida de las personas -a lo que solíamos estar acostumbrades- .

Por este mismo motivo que nombré anteriormente, de la masa homogénea. Ya no nos da vergüenza contar nuestra historia, ya no nos da vergüenza contarle a una amiga o a una compañera que nuestra pareja nos está violando. Ya sabemos que estamos juntas y acompañadas por un conjunto de hermandad sorora.

Ya sabemos que hay otras que no se pueden dar cuenta; sabemos que entienden al amor como la posesión y detrás de eso hay un tipo que se pone violento si tiene amigos o si toma alcohol. Ya sabemos que ninguna se puede ir sola a la casa. Ya sabemos a quién bancar y a quién no. Ya sabemos que existe la de-construcción. Sí, existe. Ninguna nace feminista y el poder hegemónico del sistema patriarcal nos contaminó a todas. Algunas nos dimos cuenta, otras no. Algunas ayudamos a otras compañeras, otras damos charlas, otras dejamos de hacer obligatoriamente las tareas domésticas mientras nuestra pareja dormía y las dividimos. Algunas cortamos amistades. Otras siguen batallando. Algunas hacen periodismo feminista y o militan. Otras se empezaron a vestir como querían. Algunas dejaron la dieta y los zapatos altos. Otras, empezaron a usarlos.  En fin, prepárense porque la Era de la Libertad recién empieza.

Artistas revolucionando las redes, discutiendo, tomando posiciones estrictas, filmándose, hablando en público, usando el color verde y enfrentando a la ignorancia a los temas tabúes, gobiernan el día a día en las noticias tanto Argentinas –un sólo canal de televisión- como Internacionales.

Finalmente y con toda esta mística que nos pone la piel de gallina, comienza a darse a conocer la fuerza de la unidad y la mediatización de la revolución feminista. Es necesario que cantantes brinden información a sus fanaticxs. Es necesario que lxs actores y actrices usen su influencia a la hora de tomar herramientas políticas. Es necesario que se visibilice y se deje de banalizar determinados temas. Es necesario el debate entre lxs artistas para que te quede bien claro qué consumir y qué no. Es necesario saber qué persona defiende y abala la violación de la nena de 10 años y la continuidad de su embarazo. Es necesario para alejarse de ahí y no darle un mango más.

Faltan 5 días para la gran votación. Puede ser una fiesta o un gran mar de enojo y dolor. Puede ser llanto lleno de orgullo y con el cuerpo cansado de tanto luchar felizmente. O terror por lo que vendrá debido a que quieren seguir adueñándose de nuestro cuerpo y por la cantidad de mujeres que seguirán muriéndose.

Faltan cinco días y los imaginarios sociales siguen poniéndose en juego. El imaginario instituido que son los estigmas, los estereotipos, lo prohibido y permitido, lo bueno y lo malo, lo lindo y lo feo; todo se está cayendo. Ves, como poco a poco el vaso se está vaciando de tanto que rebalsó. Rebalsó porque lo movimos, porque lo agitamos entre todas.

Y cuando se vacíe, llegará la libertad, la igualdad, la paciencia y los derechos. Llegará la justicia social, la tranquilidad de nuestras compañeras que no están, llegará una nueva etapa de conciencia, de información, de cosas nuevas, de la prueba y el error. Llegará la revolución feminista que, como he dicho varias veces, nos hierve la sangre. Nos hace doler el corazón y el cuerpo, nos hace llorar. Nos hace hacer amigas, cuidarnos, defendernos, crecer, amarnos, entendernos.

Nos hace vivir.

Por eso, diputados y diputadas, queremos Aborto Legal, Seguro y Gratuito para la libertad de nuestros cuerpos, para la vida y seguridad de la mujer, para el cuidado y la contención, para la justicia social y la igualdad. Para la regulación del estado. Para crecer como sociedad. Queremos aborto legal, decidir y no morir más. Queremos aborto legal afuera del placard.

Comentarios