14 diciembre, 2019

Revista feminista y popular

Notas

20 febrero, 2018

¿Y vos para cuándo?

Por Yanina Garin

-¿Y vos para cuándo?
-No, yo no.
-Ay, ¿cómo qué no?
-No. No quiero ser mamá.
-Nunca digas nunca.
-No, en serio, no quiero.
-Bueno, pero sos joven todavía…
-No tiene que ver con mi edad.
-Ya te va a llegar.
-No quiero que me llegue nada.
-¿Por qué decís así?
-Porque no quiero ser madre y ya.

Les agradezco a todxs por ver en nosotras una sensación de vacío que debemos de llenar con bebitos por doquier, pero no. Acá les dejo su estereotipo abollado en mi cesto de basura.

No ser madre no me convierte en un ser incompleto. No querer serlo no me trasforma en un ser insensible que odia los niñxs. Por el contrario, me divierten y aprendo mucho de ellxs. Pero no quiero ser la madre de nadie. Elijo no serlo.

Parece de otra época, pero todavía les cuesta entender que las personas que tenemos la capacidad biológica de embarazarnos podamos elegir no hacerlo. Les molesta que seamos seres deseantes que toman decisiones sobre sus propios cuerpos. Y por sobre todo, les incomoda muchísimo la idea de que no todes les que pueden gestar se identifiquen con el género que la sociedad le asignó. Solo cuando destruyan esa pieza del rompecabezas que quiere encastrarnos dentro del estereotipo de mujer que se completa cuando nace su bebé, podremos hablar de libertad de elección.

¿Qué tan difícil es poder aceptar el deseo del otrx? Bueno, lo es y seguirá siéndolo mientras estemos atravesadxs y manipuladxs por la doctrina católica que nos ofrece a la familia tipo formada por un amor monógamo y eterno donde la mujer tiene como objetivo principal y posiblemente único destino: la maternidad.

Acá no hay puntos medios, no nacimos para ser madres, podemos no querer serlo y no somos asesinas por abortar, los asesinos son ustedes que nos dejan morir en un cuartito clandestino, solo porque se sienten más cómodos cuando la sangre no se ve.

Comentarios