14 diciembre, 2019

Revista feminista y popular

Notas

31 enero, 2018

Frente a la represión estatal y el negociado de los agrotóxicos

Por Natalín Mersié

El 20 de enero pasado, en la localidad cordobesa de Dique Chico, fue detenida Sofía Gatica, fundadora de “Madres de Ituzaingó”, luchadora incansable contra la utilización de agroquímicos, defensora de los derechos humanos, y una de las autoras de la campaña “Paren de Fumigar”. Esta detención se llevó a cabo mientras Sofía junto a vecinos y activistas se manifestaba frente a las fumigaciones ilegales en el campo de Dalmasso que violaban la restricción municipal del año 2012 de fumigar a menos de 1000 metros de la escuela y de la zona urbana. Gatica lucha contra la fumigación irresponsable de agrotóxicos desde que éstos desencadenaran numerosos casos de cáncer en su barrio. De hecho, lo vivió en carne propia cuando murió su hija recién nacida, hace 20 años producto de estos venenos en la zona.

Esto no es nuevo, hace años nuestro territorio es contaminado, matando nuestra tierra, nuestra fauna, como los cóndores y el puma encontrados en Los Molles, Mendoza hace unos días, y a muchas personas a lo largo y ancho del país. Según datos oficiales, en el 2017 incrementaron un 58,06 % los casos de intoxicación por pesticidas en Córdoba respecto del 2016. Los datos provienen del Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación.

A pesar de los datos alarmantes, la justicia se inclina por los grandes empresarios y no por la salud. Dos productores sojeros, Fisher y Dalmasso (el dueño del campo donde fue detenida la compañera Sofía), tras encadenarse en la fiscalía de Alta Gracia, presentaron un amparo a la justicia. Consideran que su derecho al trabajo es más legítimo que el derecho a la vida de la comunidad de Dique Chico. La justicia hizo lugar a su pedido, suspendiendo por 30 días la resolución municipal.

La detención de Gatica en este marco deja entrever que las políticas represivas de la provincia van en consonancia con las políticas del gobierno nacional y que el cuidado medioambiental así como de la vida no es prioridad de estado hoy ni desde hace mucho tiempo. Finalmente, la liberación de la injusta detención de la activista se dio horas después gracias al aguante de toda la gente que apoyó de forma incondicional esta lucha afuera de la comisaria y que se contactó desde todo el país a exigir su liberación. Si bien no fue nada grato para ella que la tiren y se la lleven a la fuerza y menos que la amenacen los productores y la policía, ella no se detiene y nos convoca a seguir luchando para que al fin en algún momento podamos vivir libres de agrotóxicos en nuestros cuerpos, en nuestro aire y en nuestros suelos porque  la salud no se negocia.

Así lo contaba en su red social:
“Presa x defender la vida!!! Delito es lo que ellos hacen!! Hoy traté de frenar que nos fumiguen en Dique Chico. Les gritaba de afuera del alambrado que paren de fumigar, me harte de gritar…No me escuchaban. Me metí al campo a frenar la máquina y le hacía seña que paren de fumigar y continuaron haciéndolo con la protección de la policía que al verme en el campo inmediatamente llegaron a donde estaba yo para detenerme y dejar que los sojeros sigan fumigando. Mientras tanto me rodearon los sojeros y comenzamos a discutir uno de ellos el más desquiciado de los sojeros me gritaba diciéndome que están protegidos por la ley, a este señor le comencé a decir que la gente enfermaba de cáncer y que los agroquímicos producían malformaciones, él me dijo que no le importaba la salud de nadie. A la policía le dije que no me iba a ir hasta que la maquina se retire, pidió una femenina, me tiraron a la soja y me esposaron…me llevaron detenida. Hoy estoy imputada por resistencia a la autoridad y por entrar a propiedad privada y resulta que estos señores que enferman y matan siguen contaminando. Me llevaron a la comisaria de Alta Gracia, me sacaron mis anillos, aros cinto y pulsera , me pintaron los dedos y me dijeron que me olvide que hasta el lunes o martes no salía ,los teléfonos se pusieron en la comisaria al rojo vivo y los compañeros de Paravachasca cortaron la ruta pidiendo mi liberación…NO SOY DELINCUENTE …NO LO SOY!! Tuvieron que soltarme gracias a todos ustedes que se llegaron al corte y a todos aquellos que llamaron pidiendo mi liberación. Compañeros estoy indignada con mucha bronca, NO HAY JUSTICIA…NO LA HAY, veo que día a día estamos muy desprotegido y que la justicia esta solo para defender a los que contaminan nuestros suelo, enferman nuestros hijos y los matan!!! QUE DECIRLES …ORGANICEMONOS Y SALGAMOS A DAR BATALLA PARA QUE PAREN!!! Gracias compañeros!!!”

Detención de Sofía en Dique Chico

Sofía en detenciones anteriores por protestar

 

Comentarios