17 agosto, 2019

Revista feminista y popular

Relatos

4 diciembre, 2017

Conocé tus derechos contra la Violencia Doméstica

Por Liced Saavedra Castro

En la tarde del sábado 2 de diciembre, en el barrio Villa Porá del distrito de Lanús, las Reviradas compartimos junto a mujeres de Barrios de Pie un nuevo encuentro de aprendizajes y reflexión. Realizamos un taller cuyo objetivo era reflexionar acerca de la ley 26.485, particularmente lo que corresponde a la violencia doméstica, para que de esta manera conozcamos cuáles son nuestros derechos y hagamos que se garanticen.

Realizamos una charla previa, mientras esperábamos a otras mujeres, para conocernos y poder entablar confianza. Ian, el bebe de una compañera, invitó a que nos encontremos hablando sobre la maternidad, ya que varias de las que nos encontrábamos éramos madres; y así fuimos contándonos anécdotas buenas y otras no tanto, acerca del proceso de embarazo y parto.

Luego de la charla previa, Camila hizo que mediante el yoga nos conectemos con nosotras mismas y con las otras. Realizamos un ejercicio de relajación donde cerramos los ojos y comenzamos a conectarnos con nuestro cuerpo, a preguntarnos en nuestro interior qué nos gusta de nosotras, de qué manera sentimos, y dimos buenas energías a nuestro útero y ovarios. Luego nos paramos y nos tomamos de las manos para conectarnos entre nosotras. Una vez realizada esta actividad, realizamos el juego de la rayuela de 12 preguntas y respuestas.

Cada mujer pasaba a tirar un dado y de acuerdo al número que le tocaba saltaba por la rayuela y se le leía la pregunta que le toco según el dado. Las preguntas giraban en torno a lo que dice la ley de Prevención y Erradicación de la Violencia hacia la Mujer, e iban dirigidas a todo el grupo para que colectivamente podamos responder. Si la respuesta dada era correcta se continuaba avanzando en la rayuela, y si no al finalizar se daba una prenda que consistía en usar un elemento divertido (gorro cotillón, vincha de conejito, cornetas, etc.) y bailar.

Reconstruir la respuesta colectiva y poder informar, reflexionar y contar anécdotas fue parte de una tarde amena, divertida y de muchos aprendizajes. Cuando terminó el juego y todas habíamos participado, debatimos acerca de los tabús acerca de la violencia; de lo engorroso y difícil que es tomar la decisión de realizar una denuncia; de cómo es el trato en las comisarías y de qué manera nos acompañamos y podemos hacer cumplir con estos derechos.

Todas acordamos en que a pesar de tener una ley que nos debe proteger, muchas veces volver a casa y encontrarse con la persona que ejerce la violencia sigue siendo duro, y coincidimos en que hay muchas mujeres que no realizan la denuncia porque los organismos que deben actuar en estos casos tardan o solo realizan un papel sin proteger realmente a la mujer.

Concluimos la actividad usando cotillón y cornetas, dándonos un abrazo muy fuerte y colectivo, e invitando siempre a que seamos muchas más las que luchamos contra la burocracia y el patriarcado.

Muchas gracias a estas mujeres que no solo están en las calles contra el ajuste y el avasallamiento de derechos; sino que también pelean por una sociedad más justa e igualitaria y con perspectiva de género!

Comentarios