16 julio, 2019

Revista feminista y popular

Notas

31 octubre, 2017

Gisela Trucco: primer mujer en desempeñarse como árbitra en un partido de primera división

Por Natalín Mersié

En el día de ayer 30 de octubre, Gisela, fue protagonista de un hecho histórico para el fútbol argentino en primera división: trabajó como parte de la terna arbitral en la fecha siete de la Superliga, ante el partido de Defensa y Justicia y Olimpo que salió 1-1 en el estadio Norberto Tomagnhelo de Florencio Varela.
La gringa, como se la conocen su entorno, tiene 29 años, es profesora de educación física y es oriunda de Rafaela, Santa Fé. Tanto su padre como hermano son árbitros conocidos en el ámbito de fútbol.

El 25 de octubre de 2016 había encabezado una terna formada íntegramente por mujeres: fue en el encuentro que disputaron Sarmiento de Chaco y Américo Tesorieri de La Rioja, por la última fecha de la segunda fase del Federal A.

En esta ocasión, la árbitra fue recibida con aplausos por parte del público. Su colega, Fernando Rapallini, durante el sorteo les informó a los capitanes: “Este es un partido histórico por el debut de Gisela. Les pido el mismo respeto con el que trabajamos toda la vida”. Al finalizar el partido, tanto sus compañeros de arbitraje como jugadores se acercaron a saludarla así como felicitarla por su impecable trabajo dentro de la cancha. Luego del partido fue entrevistada por algunos medios y se refirió a este día de la siguiente forma: “Lo tomo así, como un premio al esfuerzo que uno viene realizando (…) la mujer siempre fue en esa desventaja pero como también muchas veces dije: nosotras nos encargamos de demostrar como son las cosas adentro de la cancha haciendo las cosas correctas. Equivocarnos, si no vamos a equivocar porque somos humanos, ojalá no nos pudiéramos equivocar y serían un partido diez para todas, pero es un grupo de chicas las que estamos en esta lucha hace mucho tiempo y nos apoyamos mucho, nos acompañamos en momentos que por ahí las cosas no nos van bien o no nos salen como nosotros queríamos y bueno, lo importante es el apoyo, la contención, porque cuando nos va bien esta genial, pero cuando nos va mal es ahí cuando necesitamos el apoyo de la gente que nos quiere. Es como siempre decimos, la mujer en este deporte siempre va a estar a la mira y el mismo error a veces no es juzgado de la misma manera pero estamos preparadas, tenemos muchas ganas de estas oportunidades, las vamos a aprovechar, seguramente así va a ser”.

Sus palabras claras y contundentes no son las levantadas por la mayoría de los medios que cuentan este momento histórico, si no, las palabras de su compañero (mencionadas antes) que a pesar de ser valorables e importantes para dejar en claro qué piensa sobre el hecho de que una mujer llegue a su mismo puesto de trabajo, algo impensable tiempos atrás. Sin embargo, no dejan de ser mostradas como aquello que tienen que decir los hombres para que seamos respetadas. Claro que no es la misma suerte la que atraviesa Fernanda Colombo, jueza de linea de Brasil, aspirante para estar en el mundial de Rusia, cuando el periodismo (incluso en Argentina), hinchas y jugadores sólo hacen valoraciones de su aspecto físico y no sobre su excelente trabajo desempeñado en la cancha, desde silbidos cuando se hace presente en el campo de juego a mostrar fotos de ella en bikini en los programas de televisión.

Cabe mencionar la decisión del Club Boca Juniors de retirar la las “Boquitas” y del Club Independiente a las “Diablitas” como objeto de entretenimiento masculino en apoyo al Ni Una Menos. Parece ser una buena señal dentro del deporte más importante de nuestro país, el cual está reflejado por las mismas tradiciones machistas de la sociedad en general. A pesar de que a Ricardo Centurión, su club lo defendió cuando fue denunciado por violento, lo mismo aconteció con Agustín Rossi quien también fue denunciado por su pareja por violencia. En ese entonces, la defensa corporativa de los varones ligados al ambiente futbolístico banalizaron el problema categorizandolos como “asuntos privados”. Se nota el encubrimiento por parte de los referentes misóginos del ambiente cada vez que intentan justificar estos hechos reduciendo el conflicto.
Otros casos como la condena de Alexis Sánchez por abuso sexual que llegó a la justicia, se logro la condena gracias a la lucha feminista.

Sabemos que los pequeños avances en materia de igualdad de géneros es de a pequeños pasos, pero va en marcha que es lo importante en estos tiempos. Todo depende de como nos paramos frente la las injusticias. Vamos a seguir copando y ganándonos esos espacios que nos fueron negados históricamente.
La revolución será feminista o no será!

Comentarios