12 noviembre, 2019

Revista feminista y popular

Notas

19 octubre, 2017

Segundo día del Encuentro en Chaco

Por Revista Reviradas

La noche del sábado para algunas terminó tarde. En la plaza Belgrano seguía el Festival Orgullosamente Torta, y muchas estaban a puro baile y cerveza. Otras cayeron fundidas en las bolsas de dormir, otras volvieron a sus alojamientos en las ciudades cercanas a Resistencia, incluso hasta Corrientes. Lo seguro es que a las 8hs del domingo empezaba el movimiento de vuelta en las calles. De a poco iban armando los puestos en la plaza, las pibas llegaban para tomar mate. En las escuelas, se iban llenando las comisiones.

Segundo día de Encuentro. Algunas vuelven a los mismos talleres donde estuvieron el día anterior, otras cambian. Otras siempre van rotando. Algunas participan de charlas que se hacen en la plaza. Otras aprovechan para recorrer la ciudad.

Ya al mediodía la plaza estaba repleta. Todas se acercaban a almorzar. Se vendía tortilla rellena, empanadas, choris. Las organizaciones tenían sus viandas. Algunos sindicatos abrieron sus puertas para prestar los baños y habilitar los dispensers de agua fría y caliente. En la plaza 25 de mayo había fiesta. Se bailaba, se reía, se debatía. Vas caminando por la ciudad, y te vas encontrando con conocidas, con amigas, compañeras. Siempre el abrazo.

Para la hora de la siesta, algunas volvían a los talleres para redactar las conclusiones, otras se iban preparando para la marcha. A las 17 hs la UNNE (Universidad Nacional del Nordeste) ya estaba repleta de columnas listas para marchar. Cumpliendo con lo programado, pasadas las seis inició la caminata por cuarenta cuadras de la ciudad, pasando por la plaza central –pero esquivando la Catedral- para terminar en el Parque de la Democracia.

Las organizaciones habían prestado central atención a la seguridad, con cordones de organización y difundiendo las precauciones a tener en cuenta. “Compañeras, recuerden que nosotras no nos tapamos las caras, no tenemos nada que esconder”, gritaban desde un megáfono. Se buscaba evitar escenas de violencia que corran el eje de lo importante que se quiere transmitir del encuentro, como viene pasando en las últimas movilizaciones de las mujeres, con la intención de desacreditar la lucha y hacernos quedar como unas locas.

La marcha avanza a paso firme. Es una marea de olas verdes y violetas, de brillantina, de cantos y consignas. Sin embargo, los grandes medios de información, estaban desde temprano postrados en la Catedral, esperando “el lío”. Cuando llegaron a la plaza, algunas organizaciones se desprendieron de la columna central, para dirigirse a la Catedral. Ahí un pequeño grupo de anarquistas tiraron unas bombuchas con pintura y prendieron fuego un cajón de verdulería, para repudiar la complicidad de la Iglesia con el patriarcado. Los medios, como siempre, tenían ganas de vender morbo y vendieron pescado podrido por la tv. Ahí presentes estábamos también las chicas de los medios contra hegemónicos, las que queríamos cubrir lo que pasaba de verdad, para contrastar tanta mentira.

La marcha terminó hermosa y enorme en el predio donde se realizó la peña oficial del ENM, donde se bailó a la música de Norma Aguirre, Susy de Pomper, Baila la chola, Alto Guiso, Rimandas flores del desierto y Macumbias.

A la medianoche muchas se preparaban para el regreso, preferían viajar de noche y poder dormir bien antes de ir a trabajar el martes. Otras se quedaban para el acto de cierre, el lunes a la mañana. En la plaza, los puestos iban desarmando, los empleados de la municipalidad levantaban los papeles y cubrían de blanco las pintadas en las paredes de los comercios.

 

Comentarios