20 septiembre, 2019

Revista feminista y popular

Cultura, Destacada

7 marzo, 2017

Morí ya mil veces

Por Tamara Roldán

Estudiantes de la Universidad Nacional de Moreno llevaron adelante la muestra fotográfica “Morí ya mil veces” con el fin de hacer visible una realidad que nos duele a todas. Los femicidios, las desapariciones forzadas, las mujeres que mueren cada día por causa del machismo, nos duele a todas, porque cada vez que una se va morimos mil veces más. Las nombramos para encenderlas, para que no terminen de irse, y cada vez que una se va, una parte de nosotras se va con ellas. Porque no las olvidamos, porque sentimos la muerte de cada una de ellas en piel propia y porque queremos ser libres y no valientes, es que retratamos cada una de sus historias en nuestra propia piel.

BELÉN (27 años)

Fue condenada por homicidio a 8 años de prisión tras haber sido denunciada por los médicos cuando llego al hospital con un aborto espontáneo. Gracias a la lucha que se extendió en todo el país se consiguió la libertad de Belén, ahora vamos por la ABSOLUCIÓN.

CATHERINE (18 años)

Desapareció un domingo después de salir de un boliche y apareció muerta a los 6 días, en un médano. Habría muero por asfixia ya que fue enterrada con signos vitales. El principal sospechoso es un chico con el que aparentemente salía.

ANGELES RAWSON (16 años)

El día 11 de junio del 2013 apareció asesinada a 24 hs de su desaparición, en una planta de residuos del CEAMSE. Jorge Mangeri se encuentra preso como acusado de haberla asesinado al intentar violarla y desecharla en un abolsa de basura.

CANDELA SOL RODRIGUEZ (11AÑOS)

Fue secuestrada el día lunes 22 de agosto del 2011, cerca de su casa en Hurlingam y finalmente hallada muerta el 31 de agosto de ese año, con signos de asfixia dentro de una bolsa en una vereda a pocos kilómetros de su domicilio.

MELINA ROMERO (17 años)

Fue viste por última vez el 24 de agosto del 2014 a la salida de un boliche a donde había ido a festejar su cumpleaños. Pasados los días su cuerpo fue hallado en un predio del CEAMSE, tras ser sofocada.

PAOLA (36 años)

Fue hallada muerta en una alcantarilla con su hija MARTINA (1 año) en una alcantarilla, quien se encontraba con un cuadro de hipotermia.

CHIARA PAEZ (14 años)

Había desaparecido y tras una intensa búsqueda, el novio confeso haberla asesinado. Su cuerpo sin vida fue encontrado en el patio trasero de la casa de su novio, y días más tarde se supo que había estado embarazada.

Comentarios